inciensos-ritual

inciensos

Todos hemos sufrido éstas temporadas en las que parece que nada funciona. Todo lo que te llega es con olor a rancio e, incluso si te llegan cosas buenas, no parece que te llenen realmente o se complican. Esto se debe a que hay una cantidad de energía negativa acumulada que puedes limpiar.

Hay diferentes tipos de limpiezas energéticas, tanto la limpieza del aura (que se puede hacer tanto con personas como con objetos… ¡hasta el mundo! Poniendo tu granito de arena para ayudar a la evolución de la humanidad) como la del espacio o lugar (usando técnicas como el Feng Shui).

Hay formas de contribuir a éstas limpiezas en las que no somos conscientes. Realizando actividades que aportan alegría, amor, felicidad.

Cuando te duchas al llegar a casa y te desprendes de parte de lo que has estado acumulando fuera de ella (esto se puede hacer mejor aún con aceites esenciales de romero y lavanda) y te cambias de ropa.

Otra de las cosas que debes hacer es tratar de no sobrepensar las noticias malas que nos llegan desde la prensa e incluso comunicarse, simplemente, con las personas con las que convives.

Es extremadamente importante protegerse de las malas energías que, muchas veces, ni siquiera tiene sentido que recibamos. Y es que, inconscientemente, nos podemos llegar a rodear de personas, objetos o ambientes que no son buenos para nosotros, energéticamente, o para nuestro hogar.

Puedes probar también a escuchar música de frecuencias solfeggio, con sonido de cuencos de cuarzo o tibetanos, mantras, música clásica… cualquiera que te resulte relajante.

Tampoco podemos olvidarnos del Incienso, que además de ser muy útil en la meditación, es perfecto para purificar y limpiar las malas vibraciones en el ambiente, equilibrar el aura (y limpiarla), y para atraer vibraciones positivas.

Puedes echar un vistazo a nuestros inciensos, muchos de ellos, como el Incienso de Palo Santo y Mirra, son perfectos para realizar limpiezas energéticas.

Pero, sobre todo, lo más importante es que te conciencies y crees una rutina para éstas limpiezas. No hagas una limpieza hoy y lo dejes hasta que sea insoportable porque entonces será más complicado.

¿Cómo puedo saber si lo necesito?

Estos son los síntomas de necesitar una limpieza energética:

  • Hay muchas discusiones y disgustos en mi casa.
  • Siento un mal ambiente en mi casa.
  • Hay humedad en las paredes de mi casa y las plantas se secan o enferman.
  • Ocurren pequeños (o grandes problemas), parece que las cosas se rompen solas.
  • Ha ocurrido una desgracia grave, una situación muy violenta o de muerte.

Ritual para limpieza energética en tu casa o negocio

Hay numerosos rituales para realizar esta limpieza y muchos de ellos son válidos. Nosotros recomendamos este por su sencillez y eficacia.

Primero, prepara el lugar en el que vas a realizar la limpieza, ordena y limpia el polvo de todos los espacios de la casa. (El polvo atrae las energías negativas).

Abre puertas y ventanas para que el aire se renueve y permitas que las energías negativas escapen por ellas.

Intenta que no haya mucha gente, que sea un momento tranquilo. Si puedes, ponte cómodo/a en el suelo. Puedes poner una manta o una esterilla.

Prende incienso (preferiblemente de Salvia, Copal o Palo Santo y Mirra. Una vez hecho esto, ve hacia la habitación más alejada de la puerta principal.

Una vez hayas llegado a la puerta de ésta habitación, camina por el lugar en el sentido de las agujas del reloj (simbólicamente, estás moviéndote hacia adelante) y vuelve hasta la puerta de la habitación.

Sal de la habitación y ve a la siguiente, repitiendo los mismos pasos.

Es importante que el incienso llegue hasta los armarios y que, mientras hagas todo esto, tengas en tu mente el deseo de librarse de éstas malas energías.

Cuando llegues a la puerta de la entrada coloca el incienso al lado de la misma, relájate en el suelo (si es posible) y deja que se consuma.

Cuando se haya consumido por completo, lávate con agua fría (sobre todo manos, muñecas, frente y ojos), siguiendo la misma lógica en la que te libras de la negatividad que se adhiere a ti.
Si te ha gustado este artículo, por favor, compártelo para que pueda llegar a otras personas y visita mi tienda de inciensos si estás interesado en inciensos naturales y artesanos.

temazcal

Temazcal; purificación y renacimiento

El nombre temazcal, o temazcalli, se compone de dos palabras náhuatl: temaz, que significa baño y calli, que significa casa.

El temazcal reproduce las características del macrocosmos en un microcosmos. Era una ceremonia de purificación muy utilizada por aztecas, zapotecas, mixtecos y mayas con fines terapéuticos o en ritos purificadores.

Aunque en la actualidad se sigue utilizando como una terapia poderosa en el tratamiento de muchas enfermedades y dolores, sin duda uno de los rasgos distintivos del temazcal es su uso para tratar problemas asociados con el sistema reproductivo de la mujer, ya que existe la creencia de que éstos se desarrollan a causa del frío. El temazcal puede ayudar ya que calienta los ovarios, las trompas de falopio, el útero y también consigue estimular el sistema hormonal usando hierbas como la salvia.

La forma de un temazcal es la de una pequeña cúpula llamada inipi, que suele medir unos tres metros de diámetro y en la parte más alta unos dos metros, como máximo. La estructura principal la componen arcos de sauce verticales y horizontales entrecruzados y posteriormente recubiertos, dejando una pequeña apertura por donde entran las personas. Esta apertura se sella durante el baño.

Dentro y en el centro del inipi se excava un círculo en el que se depositarán piedras calientes que serán rociadas con agua, resinas como el copal o hierbas para producir vapor. Este círculo se le llama ombligo porque es el punto de conexión entre las personas y el llamado espíritu del temazcal.

La estructura del inipi simboliza todo el cosmos, pero a su vez representa el vientre materno, lugar donde se repetirá el proceso de gestación y parto, que permitirá una renovación de la persona.

Cómo funciona el ritual del temazcal

El inipi se construye en un lugar abierto con la puerta orientada al este, ya que es la dirección donde nace el sol. Frente a la puerta y a unos cuantos metros del temazcal, se enciende la fogata donde se calentarán al rojo vivo piedras volcánicas llamadas las abuelas, ya que son consideradas las más viejas de los elementos y que por ello guardan impresa la historia de la tierra.

Normalmente, el baño de vapor se divide en cuatro etapas llamadas puertas, con una duración aproximada de 20 minutos cada una. En cada puerta, se introducen las piedras en el agujero central y se espolvorea un poco de agua y resinas para crear vapor. Normalmente mientras los asistentes están en el interior con la puerta cerrada se realizan cánticos, reflexiones, peticiones o agradecimientos.

Durante la ceremonia se desencadenan diferentes procesos sanadores tanto físicos, como psicológicos y espirituales. Al salir, los asistentes, como recién nacidos, son tapados y llevados a reposar para que puedan continuar su proceso depurativo y terapéutico.

mirra

Un paseo por la historia de la mirra

Su nombre, mirra, proviene del árabe ‘murr’, que quiere decir amargo. Pero su significado tiene una doble interpretación: por un lado tiene que ver con su sabor agrio y por otro, se refiere a la asociación de la mirra con el dolor, porque aunque se usaba en todo tipo de ceremonias, se utilizaba sobre todo en las funerarias.

La mirra es una gomorresina aromática extraída de diversos árboles del noreste de África, Arabia y Turquía. Se trata de un árbol, de la familia de las burseráceas, con un tronco exageradamente grueso, que al hacerle unas incisiones éste exuda unas gotas que contienen entre un 25% y un 45% de resina, entre 3% y 8% de aceite esencial y entre 40% y 60% de goma.
En la antigüedad se le dieron muchísimos usos a la mirra. Entre ellos destaca la fabricación de perfumes, ungüentos y medicinas. Esto era así porque se creía que curaba casi todo, desde simples rozaduras hasta la calvicie. También se utilizaba para tratar heridas, problemas gástricos, diarrea o disentería; incluso como enjuague bucal, para bajar la fiebre y para provocar la menstruación.

Debido a su uso en los preparativos mortuorios, la mirra se asociaba con la muerte en las culturas antiguas. Entre los romanos era habitual ofrecer a los condenados a muerte vino mezclado con mirra, ya que se le atribuía cierto efecto narcótico; de esta manera los adormecían en su camino hacia la muerte.

Los egipcios la usaban en los embalsamamientos: llenaban los cuerpos vacíos con mirra en polvo. Esto tapaba el olor de la carne en descomposición y ayudaba a conservar el cadáver. Además, se creía que preparaba a la persona para la vida en el más allá a través de la purificación del cuerpo.

Los judíos, fabricaban ungüentos con mirra y aloe vera y untaban los cadáveres, antes de ser envueltos en lienzos blancos, para la conservación de los cuerpos en los ritos funerarios.

En Asiria, posiblemente con la idea de limpiar y desinfectar el espacio, se quemaba mirra en la cabecera de los moribundos.

Pero los usos de la mirra también tuvieron su faceta terrenal. Se la asociaba con la riqueza y con estilos de vida lujosos. Era símbolo de clases adineradas y su precio sólo al alcance de los bolsillos más pudientes. Tan sólo una sola gota de mirra convertía a un perfume ordinario en exquisita y codiciada fragancia. Se decía que en la sociedad egipcia tres mil años a. C., para los nuevos ricos la mirra era el símbolo de su estatus.
La mirra estuvo muy ligada por otro lado a los preparativos amorosos, al placer y a la seducción. Era el perfume con que se aromatizaban las sábanas cuando se preparaban para hacer el amor. Las mujeres llevaban una pequeña bolsa con mirra bajo sus vestidos o entre sus senos. Con mirra se perfumaba a las bellas jóvenes que eran elegidas para formar parte del harén. Y con mirra se untaban a las futuras esposas, durante seis meses, antes de ser presentadas al rey.

Así pues, la mirra ha estado presente a lo lago de la historia en diferentes usos y tradiciones hasta hoy en día.

olores

El lenguaje del olor

El olfato es uno de los sentidos más poderosos del ser humano, vivimos rodeados de multitud de olores y todo ellos repercuten de muchas formas sobre el cuerpo y la mente. A través del sistema olfativo abrimos una amplio abanico de sensaciones, somos capaces de captar mucha información que el cuerpo humano administra y gestiona, generando una determinada respuesta según el estímulo.

Los malos olores pueden repercutir en el estado físico; vómitos, dolor de cabeza o indisposición. A nivel psíquico los efectos son también muy visibles: estrés, decaimiento, nerviosismo etc. Por otro lado los olores y aromas agradables, tienden a potenciar connotaciones positivas y beneficiosas: propiedades relajantes, afrodisiacas, combaten la depresión y la ansiedad.

El incienso natural es, tradicionalmente, uno de los aromas más utilizados por el hombre para elaborar atmosferas de paz y armonía. Además, se sabe que tradiciones místicas utilizaban el incienso como un conductor entre el mundo de la materia y el del espíritu.

Los inciensos naturales se extraen de las resinas y la función de éstas es proteger y nutrir a los árboles; de ahí que su aroma tenga tantas propiedades beneficiosas.

Incienso: tradición y ciencia

Pero no todo se basa en la tradición en torno al aroma del incienso, un reciente estudio realizado por la universidad de Johns Hopkins y la universidad hebrea de Jerusalén, afirmó que el incienso natural, en contacto con el ser humano, activa canales iónicos del cerebro. Como resultado se crea un estado de relajación neurológica.

Lo curioso de este estudio es cómo la ciencia llega a las mismas conclusiones que la mística y la tradición de pueblos legendarios. Años atrás las teorías científicas no daban cabida a que el incienso tuviera propiedades que van más allá de lo sensorial. Hoy se asume que allanan el terreno para la oración, el rezo, o la meditación.

Según otro trabajo realizado por Leslie Voshall, el ser humano es capaz de distinguir al menos un billón de olores diferentes; esto corrobora la importancia del olfato para la vida y el entorno de las personas.

Lo que es innegable a estas alturas es que el sentido olfativo es una de las puertas más precisas para generar estados internos, captar información del entorno y modificar comportamientos o establecer inclinaciones por determinados ambientes y alimentos. visita nuestra pagina

resinacopal

Sobre el incienso de copal

De las materias primas con las que se elaboran los inciensos, el copal es, posiblemente, una de las más históricas y mágicas. El incienso de copal se remonta a la época prehispánica, parte importante en la región Mesoamérica, en sus ofrendas y rituales.

El incienso de copal se ha considerado, hasta hoy en día, como un lazo de unión entre lo divino y lo terrenal, un perfecto canalizador de energías. El incienso de copal fue elemento indispensable en el culto de estos pueblos para ofrendar a dioses, limpiar templos, funerales, etc. No existía ceremonia o episodio importante en estos pueblos sin la poderosa fragancia del incienso de copal; por ejemplo el pueblo Inca quemaba la resina de copal en platos de oro como ofrenda al sol.

Libros muy antiguos hechos de cortezas de árboles, llamados códices, muestran dibujos de la vida de pueblos donde se puede ver cómo dioses o sacerdotes ofrendaban copal. Además de usarse como incienso, se han descubierto otros usos, por ejemplo, se han encontrado ofrendas que tienen copal en forma de pequeñas tortillas, tamales o granos de maíz. Por eso, estudiosos de las antiguas culturas Inca y maya, piensan que el copal fue considerado alimento para los dioses.

Aunque se ha descubierto que el copal también era utilizado como pegamento

para hacer incrustaciones en las máscaras y mezclado con pigmentos se usaba para fabricar pinturas para los murales.

Copal. Resina Vegetal

El copal es una resina vegetal que se obtiene de árboles y arbustos del género botánico Bursera. Dentro de este género se incluyen dentro de la familia de las Burseraceae del orden de las Sapindales. Las Burseráceas poseen hojas compuestas y aromáticas.

La resina de este tipo de árboles, brota de manera natural en la corteza del tronco, y es muy apreciada desde la antigüedad para elaborar inciensos, perfumes y remedios. El proceso de recolección consiste en retirar estas partículas cristalinas de las hojas y la madera. De este modo se va recogiendo un producto lechoso y aromático, que en un futuro formará parte del conocido incienso de copal.

Beneficios del incienso de copal

El incienso se ha convertido en un elemento indispensable. Hoy en día nadie duda del efecto positivo en el ser humano, siempre y cuando éstos sean naturales.

En el caso del copal, sus propiedades determinan una serie de beneficios muy interesantes. A continuación vamos a enumerar algunos de estos importantes favores que nos brinda:

  • Agente limpiador, potencia la armonía.
  • Purifica el ambiente: es utilizado para limpiar estancias.
  • Equilibra el estado de la mente.
  • Aumenta la concentración y el relax.
  • Potente canalizador de energías, ideal para entrar en estados de meditación.
  • Combate la tensión y el insomnio.

El incienso de copal es uno de los más utilizados, gracias a su condición de estabilizador emocional y sin duda, uno de los elementos naturales más beneficiosos para el ser humano.Puedes visitar nuestra pagina

salvia-incienso-rituals

Atados de salvia blanca: un elemento que utilizaban los indios americanos

Los atados de salvia blanca han sido omnipresentes en las ceremonias de purificación y curación que los indios nativos de América del Norte celebran desde hace siglos. El sahumerio de esta planta, atada, era tan habitual para iniciar determinados rituales que se podría comparar con el acto lavarse las manos antes de comer, dado el poder limpiador que le otorgan estas tribus.

Hoy, se sabe que estos atados cuentan con unas propiedades para la salud que son muy apreciadas por muchos especialistas en medicina natural, que han visto que disponen de un potencial mucho más amplio que el purificador que le atribuían los más antiguos pobladores de las tribus norteamericanas.

Antes de nada, conviene arrojar un poco de luz sobre la salvia blanca, una planta procedente de la familia de la menta que en estas comunidades indígenas era muy tenida en cuenta por su poder para eliminar las impurezas, tanto en el cuerpo, como en el espíritu.
A esta especie se le han dado diferentes usos a lo largo de la historia, hasta el punto de haber formado parte desde de rituales hasta de recetas de cocina. En su forma infusionada, se ha aplicado tradicionalmente para aliviar los dolores abdominales, determinadas patologías como la gingivitis, el mal aliento o algunos problemas cutáneos.

En la ancestral forma de atado, se presenta de forma seca, de modo que pueda ser sahumada. La fragancia que desprende su humo resulta agradable e intensa; y es utilizada de forma habitual en la aromaterapia debido a la capacidad que posee de incrementar la cantidad de oxígeno que recibe el cerebro.

Esto genera diversos efectos favorables, desde una mayor capacidad de concentración hasta una mayor facilidad de relajación tras haberse enfrentado a situaciones de estrés. También es recomendable para aliviar los síntomas de una de las enfermedades psicológicas más temidas y frecuentes en la actualidad, como es la depresión.

Lejos de basarse en creencias, estas afirmaciones han sido respaldadas por la ciencia, que ha comprobado que, al igual que el de otras hierbas similares, el humo de la salvia blanca modifica la estructura molecular del aire, lo que favorece la mayor oxigenación del cerebro.

Estos atados también se emplean de forma común para purificar las nuevas viviendas y eliminar de ellas la energía negativa. Además, dadas sus propiedades aromáticas, su empleo sólo puede ser considerado como positivo.

La salvia blanca es una de esas plantas que ha sobrevivido al paso de los siglos, hasta llegar a la vida moderna, procedente de nuestros ancestros. Y, cuando algo permanece vivo durante tanto tiempo, es debido a que sus propiedades resultan muy beneficiosas, si se sabe aprovechar su potencial.

En su forma atada, esparce un aire místico que complementa a sus propiedades para templar el ánimo y el carácter, de ahí que se pueda llegar a considerar poco menos que como un pequeño tesoro brindado por la naturaleza.puedes visitar nuestra pagina

bicolor-incienso

El incienso natural: Qué beneficios aporta.

Como bien sabemos, el uso del incienso ha estado presente a lo largo de la historia en diferentes culturas y tradiciones, y es que desde tiempos inmemoriables se ha sabido que es una fuente de salud mental, emocional y física. Pero para que podamos beneficiarnos de sus propiedades debemos elegir inciensos de calidad y que se hayan elaborado con productos naturales.

Cuando el incienso que inhalamos ha sido fabricado con materia prima orgánica no simplemente creará un ambiente agradable, sino que además, nos ayudará a subir el estado de ánimo, aportará paz interior, armonizará la mente, traerá serenidad, facilitará la concentración y la meditación, y utilizándolo de forma continuada nos ayudará en nuestro camino diario hacia el desarrollo interior y el despertar.

Esto es así porque todos sus componentes provienen de la madre tierra, la gran responsable de crear vida a todos los niveles, y por supuesto, a través de todos sus frutos. Por lo tanto, al ser estos frutos los que se utilizan en la fabricación del incienso, el resultado repercute positivamente y de forma directa en nuestro bienestar. Sólo aquello que proviene de la vida nos puede aportar vida también.

Por el contrario, cuando se han utilizado sustancias químicas para fabricarlos, la inhalación de su humo puede resultar tóxico y su uso de forma continuada puede ser perjudicial para la salud. Lo más aconsejable siempre es asegurarse de su calidad y su inocuidad.

Cada incienso emite su singular fragancia y ésta a su vez tiene su propia energía vibratoria, así pues, el resultado es que la persona experimentará diferentes efectos. Por lo tanto, se puede escoger un tipo u otro, dependiendo del estado que se quiera alcanzar, o simplemente lo que intuitivamente nos pida el cuerpo.

Disfrutar de un delicioso incienso no está reservado sólo para la intimidad del hogar, también se utiliza en centros de yoga, relajación y meditación, e incluso en el terreno terapéutico existen beneficios de su uso, por ejemplo: el aparato respiratorio, mejora cuando es tratado con determinados inciensos para aliviar los síntomas de las infecciones pulmonares, la bronquitis, la tos, el catarro o la laringitis. Incluso algunos psicólogos lo usan en sus consultas, para aliviar estados de ansiedad o de estrés.

Para acabar, podemos concluir que un espacio bañado con inciensos artesanales, naturales y de primera calidad aportarán bienestar, e influirán positivamente en todos aquellos que se encuentren a su alrededor. Es un hecho constatado que cuando estamos en armonía desde el interior, podemos aportar al mundo nuestra contribución única. La felicidad se construye a base de buenos hábitos convirtiéndolos en un arte de vivir.puedes visitar nuestra pagina

como-empezo-ritual-incense04

Y así empezó todo…

A veces no es una decisión importante la que nos marca el camino, sino una pequeña, una que aparentemente apenas sí tenía importancia, pero que progresivamente fue dando dirección a nuestra vida.

Durante años me dediqué a una profesión que nada tiene que ver con mi labor actual, y aunque me gustaba, mi faceta de artesano iba gestándose en mi interior.

Poco a poco empecé a interesarme por el crecimiento interior, el sonido, la meditación, el yoga, los olores… Y todo eso, unido a los conocimientos que previamente había adquirido cuando trabajaba la madera, más otros como profesor de Kundalini, métodos de sanación mediante cuencos de cuarzo y otras técnicas, dio como resultado mi proyecto personal: Ritual Incense.

Si echo la vista atrás puedo ver que siempre tuve la inquietud de trabajar con las manos, artesanalmente. Pues bien, hoy puedo decir que ese anhelo se ha visto cumplido, e incluso puedo comprobar que todos los caminos me condujeron a ello, ya que en cada uno de los inciensos que fabrico van impregnados de todos los conocimientos adquiridos en cada una de mis facetas, mi creatividad y toda la ilusión por el trabajo bien hecho.

Durante los años que llevo haciendo incienso artesanal, he viajado, he crecido, he investigado, he aprendido y ahora mi deseo es poder compartirlo con vosotros. Aunque mi búsqueda no acaba aquí, siempre ando investigando nuevos olores, pureza y calidad para poder ofrecer más de esta pasión que tanto me mueve.

En este espacio iré hablando del incienso, de su elaboración, de sus usos, de sus orígenes, de sus propiedades, etc.

Espero que os dejéis caer por este rincón y que compartáis conmigo, y con los demás lectores, vuestras experiencias.

Podéis encontrar todos los inciensos y sus variades en mitienda online Ritual Incense.

Muchísimas gracias.